miércoles, 9 de julio de 2008

Tax Return: La Grati Australiana

Acaba de terminar el año financiero en Australia. Eso quiere decir que todos aquellos estudiantes, residentes temporales, visitantes o residentes permanentes que hayan trabajado (aunque sea unas horas) del 1ro de julio 2007 al 30 de junio 2008, deben preparar su declaración de impuestos.

Hay personas –como yo- que esperan este día más que navidad, bajada de reyes, 28 de julio y su mismo santo juntos, pues hay muchas posibilidades que el Australian Taxation Office (ATO) –la SUNAT australiana- te devuelva unos cientos o inclusive miles de dólares por retención de impuestos. En este país las empresas no dan gratificación, así que esto es una especie de reemplazo a la tan ansiada y salvadora “grati”.

Una vez que el trabajo o los trabajos en los que hayas trabajado durante el año financiero te hayan enviado por correo tu certificado de retención de impuestos y tengas a mano todas las boletas de los productos o servicios que uno puede deducir de impuestos, uno ya está listo para a tramitar su devolución de impuestos o Tax Return.

Hay tres maneras de hacerlo:

1) Llenando el TaxPack, formulario oficial para declarar impuestos que te llega automáticamente a tu casa (si lo has pedido antes), solicitándolo al 1300 720 092 o recogiéndolo de algún newsagency (kiosco australiano). Este formulario es bien simple y se llena en un par de horitas, pero si es la primera vez que uno lo está haciendo, recomiendo pedir ayuda pues los inmigrantes no somos consientes de muchas de las terminologías o leyes tributarias australianas. Creo que también hay una manera de hacerlo por teléfono (será para los cieguitos o discapacitados, pues en este país piensan en todos!).

2) A través de un contador. Esta opción es la que recomiendo pues al ser primerizo uno no sabe cómo maximizar la devolución de impuestos en este país. Uno saca la cita con el contador y en un par de horas ya está todo listo. El contador se encarga de escribir y mandar tus formularios y documentos y en un par de semanas el ATO te deposita en tu cuenta bancaria el monto correspondiente. El costo de la sesión es entre 60 y 120 dólares, los cuales pueden ser deducidos de impuestos el siguiente año financiero. Éste es el buscador oficial de contadores del gobierno Australiano.

3) E-Tax: desde hace un par de años que se puede hacer la declaración de impuestos vía online. Es súper simple y te explican paso a paso como llenar el formulario electrónico. Asimismo uno debe de enviar por correo postal la documentación pertinente para justificar lo declarado. Si mal no recuerdo, creo que la primera vez que uno hace su declaración no puede ser via online, pues aun no cuentan con tu record de contribuyente.

Pueden encontrar más datos aquí

El año pasado fue la primera vez que contraté a un contador para hacer mi declaración de impuestos y me quedé sorprendida de todos los ítems que uno puede deducir de impuestos. El año anterior a ese, cuando era estudiante que trabajaba part time, decidí hacerlo solita. Luego caí en la cuenta que de haberlo hecho con un contador hubiese recuperado un poco más de dinero.

Y es que acá hay muchas maneras de deducir impuestos. Por ejemplo, creo que de los primeros AU$6,000 que uno gana no paga impuestos (para eso uno debe de marcar la sección indicada en el formulario… si no la marcas “fuistessss”).

Asimismo, todos aquellos productos o servicios relacionados a tu desarrollo profesional o trabajo (computadora, internet, celular, clases de inglés, estudios universitarios, seminarios, libros, carro, gasolina, depreciación de maquinaria, renta y gastos de oficina, etc.) también se pueden deducir de impuestos. ¡Hasta hay un cálculo que los contadores tienen por concepto de uso de tu lavadora (o los recibos de la lavandería) de la ropa que uno lava para ir a trabajar!

En el caso de familias, hay más categorías en las que uno puede reclamar… por ejemplo creo que te devuelven el 30% de lo gastado en guarderías infantiles a lo largo de todo el año. En fin, yo sólo transmito lo que me han contado amigos o veo en la tele, pero definitivamente es mejor consultar a profesionales.

Obvio que el porcentaje de retención, y por consiguiente de devolución, depende del monto anual que uno gane como independiente o como familia.

Por otro lado, también me sorprendió que en este país uno debe pagar impuestos por los intereses obtenidos en tus cuentas bancarias (puedes obtenerlo solicitando un certificado a tu banco o lo verlo en tus estados de cuenta anuales), si ganas dinero en el casino o lotería, y hasta si te mandan plata tus familiares (claro eso último es bien complicado de rastrear… ay me salió la peruchada!).

CONSEJO DE CONEJO: GUARDEN TOOOODOS SUS RECIBOS (claro los que uno puede justificar para la deducción de impuestos ¿no?)

Para que tengan una idea de cuánto pueden recibir con su Tax Return, la página web de ATO tiene una calculadora simple (sin contar ítems que uno puede deducir de impuestos).

Para las personas que trabajen pero que cuenten con la visa de estudiante, de trabajo o residentes temporales, los cuales como indique en un post anterior no tienen derecho al Medicare o seguro social australiano, pueden reclamar ese monto retenido automaticamente por tu empleador llenando esta solicitud. Además tienen que fotocopiar todas las páginas de su pasaporte (para indicar los meses que han estado residiendo en el país) y llevarlos a una oficina de Medicare (no a un centro de atención, sino las oficinas administrativas). Ellos certificarán gratuitamente las fotocopias del pasaporte y enviarán esta solicitud a la oficina central (en Melbourne, Victoria). Esto se puede hacer a partir del 1 de julio. Si todos los datos estan OK, en aproximadamente 2 ó 4 semanas uno recibirá el certificado oficial de exoneración del impuesto a Medicare. El monto de la devolución depende de cuánto el gobierno te haya retenido a lo largo del año por este concepto.

Pónganse las pilas, no dejen para mañana lo que pueden hacer hoy, que tienen hasta el 31 de octubre para hacer su declaración.

¡No sé ustedes, pero yo desde hace un par de meses que ya me gaste mi tax return! (y eso que no estoy segura de cuánto recibiré) jejeje...

Allí los dejo con un spot publicitario del gobierno de Queensland para fomentar la declaración de impuestos… está graciosito (humor australiano)



4 comentarios:

Anónimo dijo...

Claudia:
Como siempre tus posts muy entretenidos, faciles de leer y sobretodo informativos, EXCELENTE BLOG! Sigue adelante!
saludos
Miguel Mudbidri
Director Latino America de
Bridge Blue | Enaustralia.com
www.bridgeblue.com.au

Ernesto dijo...

Buena Claudita! Voy a consultar con un contador para ver cuantas decenas de dolares me devuelven. Facil me sirve solo para pagarle al contador, pero por lo menos me voy enterando para el proximo anho. Ah! oe, el video en Youtube ya no esta! Un abrazo!

Ernesto.

Anónimo dijo...

Hola Claudia..la verdad muy interesante tu blog. Me gustaria preguntarte algo referente a los impuestos que tendre que pagar y que me puedo ahorrar. Voy de postdoc a melbourne por un año y la verdad no entiendo mucho acerca del tema de los impuestos. ahora estoy en madrid, pero llego a australia el proximo mes, asi que si me puedes ayudar te lo agradezco...

de nuevo, enhorabuena por tu blog

dpoloc@yahoo.es

PERUANA EN AUSTRALIA dijo...

Estimado dpoloc@yahoo.es,

La verdad es que yo no soy ninguna experta en taxes, para eso recomiendo a todos los imigrantes a buscarse un contador, pues al final ellos son los que saben del oficio. Eso no quiere decir que uno no lo pueda hacer solo, pero yo recuerdo q el primer anio lo hice sola y la verdad es que creo q si lo hubiese hecho con un contador hubiese tenido mayor retorno. Lo bueno es que en este pais, el costo del contador se puede deducir de impuesto en el siguiente anio fiscal. Cada anio fiscal es del 1 de julio al 30 de junio... dos semanas antes del termino del anio fiscal uno puede encontrar muy buenas ofertas, por eso recomiendo que si quieren comprar cosas caras como electrodomesticos, muebles, autos, esperen hasta esta epoca pues las ofertas son muy buenas, al igual que los dias posteriores a Navidad y Anio Nuevo.